GRACIAS POR SEGUIRME

LA EPIDEMIA AZUL

LA EPIDEMIA AZUL
Portada: Higorca

Vídeo obras de José Higueras "el pintor de la luz"

viernes, 7 de enero de 2011

PASEAR POR TOLEDO

Öleo/tabla - Autor: José Higueras Mora - Titulo: El Tajo en Toledo

Me gusta pasear por Toledo: sus calles, sus callejuelas, la vega del Tajo, o más bien ¿rivera? Subir hasta los cigarrales y desde aquella altitud admirar toda la parte central o antigua de ese joyero.
Entrando por dentro de esa maravillosa ciudad, podemos encontrar aquellas piedras que nos hablan de cada una de las civilizaciones que allí han existido, todas son importantes, tanto que al mirarlas nos hablan de cuando y quien fue aquellos que las pusieron. Por cualquier rincón que pasemos descubrimos algo que nos llama la atención. Por que Toledo esta en una colina, pero también esta partido por una herradura; una herradura de agua que se llama, Tajo y a su vera, en sus aguas podemos empezar a descubrir las distintas poblaciones que antes que nosotros estuvieron admirando tan bello lugar. Lo cruzan puentes, esos puentes tienen cada uno de ellos su historia, su mensaje, su fábula o cuento, su narración o amorío que verdad o mentira se cuenta por todo el lugar.
Me gusta Toledo, pisar sus piedras, subir sus cuestas, cruzar sus ríos, mirar sus edificios que a través del tiempo están: estoicos, impertérritos, altivos y orgullosos por seguir de pie, en el mismo lugar de siempre y encerrando historia y, sobre todo historias que pasaron en su interior, y que guardan celosamente.
Me gusta Toledo, mirar en derredor y encontrar conventos de clausura donde una vez unas jóvenes cruzaron su umbral para seguir en el, no salir más y ser felices, algunas hacen unos delicados y maravillosos dulces dignos de una mesa real. Silencio, paz, recogimiento, amor a ese su santo esposo que por Él simplemente viven.
Y Toledo también tiene y nos enseña, esa judería, esas sinagogas, verdaderas joyas de otroros tiempos, y dentro de ellas soñar cuesta poco, muy poco, simplemente dejar volar el pensamiento, la imaginación.
Y encontrarnos con las mezquitas en silencio, otra joya más de un Toledo enigmático, misterioso y sin igual.
Paso muchas horas mirando ese Tajo que nos riega a su paso por esta hermosisima ciudad. Por que en ella tu vida puedes pasar y nunca terminaras de poder ver tan bello y único lugar.  

6 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Higorca,ese cuadro está vivo y el río,que refleja el cielo,habla con las casas al pasar...Van recordando la historia a través de tu voz y tus letras,que nos dejan distintos paisajes y momentos sentidos e inolvidables...!!
Hermosa entrada y generoso despliegue de color y sentimiento.
Mi felicitación y espero que los REYES te sigan trayendo ilusión y luz para profundizar con el pincel y la pluma,amiga.
Mi abrazo grande siempre.
M.Jesús

Isabel Moncayo Moreno dijo...

es un placer disfrutar de este rincón de arte, te deseo lo mejor para este año nuevo, un fuerte abrazo

INTENTOS DE ESCRITORA dijo...

He estado un par de veces en Toledo. Y me gustó profundamente; era como volver al pasado, viéndolo en la actualidad. Tu descripción transporta al lugar. Muy sentida, muy sensible, muy observadora. Me ha encantado.
Un abrazo
Begoña

Begoña dijo...

Hola Higorca, es un verdadero placer entrar en tu espacio y disfrutar de vuestro arte
Te agradezco tus visitas, he estado algo alejada del blog.
Te deseo un feliz Año, de todo corazón
Besos

Ah, efectivamente las fotos son todas de mi padre

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pasar por Toledo es quedarse allí. Feliz año.

Norma dijo...

Hermosos cuadros!!!!
Me uno al homenaje a este magnífico artista y ser humano.
Besos y muchosssssssssssssssss